Historia: Clan Crisvector

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historia: Clan Crisvector

Mensaje por Ulquiorra el Miér Ago 05, 2015 11:22 pm



Historia

    El origen del Clan Crisvector se remonta hasta los mismísimos comienzos de la raza de los Licántropos. Su fundador, el reconocido Donncha Crisvector, también llamado El Genio de Cruento, era un lobo rojizo de una sabiduría legendaria. Al ser el primer lobo carmín de la historia, el Clan que pronto fundaría tendría el título de “El Clan del Legendario Lobo Carmesí”.
    Donncha fue pionero en una nueva forma de gobernar, pues su fuerza brutal y mítica se unía sin estorbos con su refinada cordialidad. Había creado un gobierno muy diferente al que se conocía en aquellos tiempos, donde los regidores siempre actuaban de una manera presuntuosa y de mal gusto. El régimen de los Crisvector era añorado por otras naciones.
    El nombre de los Crisvector ganó fama y respeto con prontitud y firmeza. Crisvector era una leyenda viva, una inspiración para contar cientos de historias. Mas no eran respetados solamente por su increíble poder del Ojo Blanco, sino por su grandeza tan allegada a la perfección.
    La inteligencia y astucia de Donncha le otorgó el gobierno por más de cinco siglos. Sin embargo, la inevitable muerte le acogió.
    Los miembros del Clan lloraron su pérdida por meses, vistiendo de luto sus miradas y corazones decaídos. Pero pronto un hombre de buen corazón decidió sacar al pueblo de su melancolía. Kaiser Crisvector tomó el trono, pues Donncha no había dejado descendencia masculina. Al igual que su primer líder, Kaiser llevó a los Crisvector a la sima, les trajo gloria, respeto y victorias sin descanso.
    Cada caudillo Crisvector sabía bien cómo cuidar del Clan. Todos los sucesores seguían a la perfección los pasos del previo líder. El último de los cabezas del clan fue Khart Crisvector.
    Khart tenía una esposa llamada Syndra, una hechicera cuyo poder no podía ser medido. Era una mujer hermosa y muy fuerte que apoyó a su esposo hasta el último día. Ambos tuvieron tres hijos, el primero fue llamado Alexander, quien desde pequeño demostró un corazón humilde, creativo y muy expresivo. Dos años después nació una niña que heredó y multiplicó la hermosura de su madre. No se conoció una belleza igual ni entre los dioses, y no se verá una parecida jamás. Isis, la hija de los líderes, tenía una personalidad mucho más introvertida y misteriosa que su hermano. Trece años más tarde, nació el último de los hijos de Khart, Cliff, quien al ser muy pequeño cuando sus padres debían atención a su pueblo, fue criado mayormente por su hermano mayor de quince años, Alexander.
    En cuanto a Isis, se sabía que su belleza encantadora había atraído la atención de otros reinos y manadas. Además, un entrenamiento extremo en las artes del espionaje la convirtió en la mejor a escasos once años. Khart mismo, su padre, recibió las súplicas y solicitudes de reyes y alfas que pedían los servicios de su hija, mas él nunca aceptó.
    Un par de semanas después del nacimiento del tercer hijo, el Clan Crisvector conoció cara a cara a los exageradamente temidos ANBU, ahora conocidos como EIEN.
    Para terror de todos, Isis estaba con ellos.
    El pueblo de los Crisvector sintió miedo y pánico, pero una sorpresa aun mayor fue el hecho de ver que su líder no hacía nada al respecto… ni para salvarlos a ellos, ni para salvar a su propia hija de las garras de EIEN.
    La traición de la familia principal no terminó en ese punto.
    El mismo año en que Isis fuera afiliada por su belleza y sus habilidades, una orden de hechiceros conocida como La Daga del Ayer les atacó.Eran reconocidos por su brujería conectada directamente con lo demoniaco.
    La Daga, al igual que la mayoría de los ambiciosos, deseaba con fervor el poder del Ojo Blanco. Ante su derrota y saliendo con las manos vacías, la Daga hizo caer sobre Khart un terrible hechizo que lo convirtió en un hombre sin fuerzas, de cabellos blancos y recuerdos débiles.
    Khart se había convertido en un humano, y los años que en ese entonces tenía no alcanzaban para la supervivencia de un humano normal. Nuevamente, la nación había caído en un terrible pesar. La pena venció el honor, y las fuerzas de todos se fueron junto con las de su caudillo.
    Estaban perdidos y toda esperanza había sido abandonada. Pero la insidiosa deslealtad de la familia principal no había terminado.
Diez hombres y mujeres de gran experiencia formaban parte de un consejo real que ayudaba a los líderes con sus decisiones difíciles. Un par de días después del ataque de La Daga del ayer, el consejo fue convocado por Syndra, la mujer de Khart, quien mantenía con vida a su esposo con sus hechizos. Mas no era suficiente, y el malgasto de su poder la estaba matando junto a su marido.
    La junta la dirigió Syndra misma, pues Khart no tenía las fuerzas para hablar por sí mismo.
    Las palabras de aquella hermosa mujer sonaron con fuerza al golpear los oídos de los miembros del consejo. Comenzó diciendo que presentaría una idea con la que, aunque no era su propia idea, estaba totalmente en acuerdo.
    Quedaron anonadados al escuchar su voz, hablando con tal descaro, crueldad y egoísmo.
    Syndra planeaba someter al clan entero a una maldición que ella misma había creado eternamente para que una vitalidad joven mantuviera vivo a su rey. El consejo se quedó helado. Ninguno de ellos estaba de acuerdo en lastimar a su gente con tal de salvar a uno de ellos, aunque fuera su líder. Le hicieron saber su respuesta negativa.
    Cegada por la ira y el amor por su esposo, Syndra atacó al consejo. No se conocía un poder tan grande como el suyo, y su conocimiento en artes oscuras era aún superior. El consejo no tuvo oportunidad. Cuatro de sus miembros fallecieron en el ataque, y el resto fue sometido a una vigilancia constante que amenazaba sus vidas si se atrevían a abrir la boca.
    Tomando la mano huesuda y débil de su esposo, Syndra reunió a su pueblo para anunciar el proyecto. Les hico creer que el consejo estaba de acuerdo con ello, y que se les daría una vida eterna sin más años por pasar.
    Para muchos era tentador, pero la mayoría sabía lo que eso significaba. Sus palabras bien ensayadas les demostraron a los miembros restantes del consejo que todo había sido planeado por su propia cuenta, y que, como había demostrado, no permitiría a los obstáculos subsistir.
    Ignorando la seguridad y la vida de su gente, la suya misma, y la de sus propios hijos, la reina condenó a los Crisvector a una maldición eterna. Ninguno de los Crisvector envejecería mucho más, y su esposo recuperaría salud.
    La gente no celebró su regreso.Un hombre que pertenecía al consejo no soportó el gobierno bajo el que ahora estaban los Crisvector, y contra su propia vida, decidió hablar.
    Fue asesinado en el acto. Sin embargo, la verdad ya era reconocida por el pueblo.Pero nadie se atrevió a levantar un dedo. En silencio, todo Crisvector temía a sus líderes.
    Los años pasaban, pero muchos habían dejado de envejecer. Algunos siguieron creciendo, otros quedaron como recién nacidos y no sobrevivieron por mucho. Muchos se quedaron en un eterno sufrimiento de dolor y vejez, otros afortunados eran jóvenes y fuertes. Pero a nadie le alegraba no tener la oportunidad de una familia, o una reputación… a nadie…
    El honor se había perdido, nadie recordaba el nombre de los Crisvector  y sus historias se convirtieron en cosa menos que un cuento de fantasía.
    El golpe final lo dio un acto de masacre. La organización a la que se uniera Isis, los EIEN, atacaron a los Crisvector para obtener su prestigioso y valioso Ojo Blanco.
    El Clan fue invadido y se desató una matanza terrible que dejó muy pocos sobrevivientes.
    Sin embargo, traicionando a los EIEN, Isis respondió a su oscuro corazón, y decidió salvar a sus hermanos del baño de sangre.
    Se creyó que ese había sido el fin del Clan Crisvector.
    Ahora ha resurgido con algunos de los sobrevivientes del Clan del Legendario Lobo Carmesí. Su líder actual, Alexander, hijo de Khart y Syndra, dirige a los pocos miembros por un camino de respeto y gloria que planea retomar la dignidad y valor que alguna vez tuvo el apellido Crisvector.


Hechos Recientes.
    Recientemente, dos de los miembros Crisvector, Alexander y Arabel, decidieron salir e informarse de la posible existencia de más sobrevivientes del Clan. Gracias a los conocimientos y habilidades de ambos, dieron con el lugar donde se encontraban el resto de los Crisvector. Sin embargo, se toparon con una desagradable sorpresa al notar que eran presos junto con otros clanes que se creían extintos,  y eran utilizados como experimentos para darle poder a un líder superior. Esa prisión era dirigida por Khart Crisvector, último líder del Clan del Legendario Lobo carmesí y padre de Alexander, Isis y Cliff.
    Khart era controlado por un ser que operaba desde las sombras que buscaba obtener el poder de distintos clanes. Khart luchó contra sus hijos sin control al ser manipulado por otra persona. Los tres jóvenes lograron con gran dificultad vencer a Khart, quien les reveló la verdad de los hechos y les dejó en claro que él no quería lastimarlos. Pudieron rescatar a los prisioneros y cinco nuevos miembros del Clan Crisvector se unieron. Gragas, Bruno, Medan, Elise y Alecia Crisvector. Por desgracia dos miembros más fallecieron en  la fuga, Qreteo y Deva Crisvector, además de la muerte en combate de Khart y su sobrino Grey, ambos enfrentando a los otros Crisvector, que actuaba por decisión propia en servicio de quien controlaba la mente de Khart.
    Los miembros actuales entrenan con voluntad inquebrantable, pero más que nada entrenan mentalmente para ser un Clan que gane honor y gloria por su grandeza Mental y Física y no solamente por la cantidad de poder que han demostrado tener.



Datos Extra.
~Donncha Crisvector, Fundador del Clan, tuvo cinco hijas con una mujer de otro Clan reconocido. Esas cinco hijas tuvieron cada una sus propios hijos con hombres de otros lugares y así sucesivamente, por tanto, los miembros actuales, sobrevivientes del Clan, no tienen parentesco entre sí (Además de quienes son hermanos de sangre, los tres hermanos Alexander, Isis y Cliff, y las dos hermanas Medan y Elise). Lo único que los une es el mismo apellido heredado por un antepasado en común.
~Las cinco hijas de Donncha controlaban a la perfección el Ojo Blanco, codiciada técnica ocular, pero con el paso de los años y con las nuevas generaciones, se reducía el porcentaje de miembros que controlaban dicho poder. Ahora, sólo una de los miembros actuales lo controla, Isis Crisvector.
~Dos de sus miembros actuales forman parte de la famosa Organización de Asesinos Élite llamada EIEN, Isis y Cliff Crisvector. La mayor participó en la matanza de los Crisvector. Se desconoce si algún otro miembro del Clan participó en las líneas de los poderosos EIEN en el pasado.
~Donncha no otorgó el trono a ninguna de sus hijas, sino a un hombre que se unió al Clan por cuenta propia y como apoyo al nacimiento de la nueva familia. Esa costumbre continuó, y la corona jamás se traspasó a la descendencia directa del líder anterior. El caso de Khart y Alexander Crisvector, padre e hijo, fue el primero que ocurrió así.

avatar
Ulquiorra
Admin

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.